Éste soy yo.

miércoles, 11 de julio de 2012

Tu amor me libera. Tu corazón me esclaviza.

Soy pequeñito, pero tengo un aeropuerto lo suficientemente grande para dejar aterrizar a cada una de tus sonrisas, y no tengo miedo, no tengo miedo a los kilómetros de distancia, ni a los milímetros que separan nuestras bocas antes de perder el control. Quizás solo se trata de buscar un poco de calor en una ciudad que tirita de frío, de poner los sueños por encima de la luna, es mas que deseo, mas que mis sábanas te echen de menos esta noche, es la persona perfecta en el momento adecuado, una explicación complicada apta para corazones excesivamente felices. No sé si lo entiendes, pero cierra los ojos, y piensa un poco en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario