Éste soy yo.

viernes, 30 de agosto de 2013

Que la sorpresa nos encuentre juntos.



Nunca tuvimos un término medio. Nos queríamos a morir o matábamos por querernos. Me hiciste cruzar la línea que un día tú pintaste. Me hiciste saltarme semáforos en rojo sabiendo las consecuencias. Sin embargo yo puedo ser los viernes por la noche, y tú los domingos por la mañana. Puedo quererte los días pares y tú a mí los impares. Yo seré quien ponga las normas y tú quien se las salte. Yo puedo ser lo que tú quieras, tú ya eres lo que quise yo.


viernes, 16 de agosto de 2013

A pesar de sus diferencias tenían algo importante en común: estaban locos el uno por el otro.



No eran la pareja perfecta. Discutían a menudo. Rara vez estaban de acuerdo. Ni siquiera pegaban físicamente. Nadie apostaba por ellos. Lo que los demás no sabían es que a él le encantaba el olor del pelo de su chica, le encantaba hacerla sonreír cuando entristecía después de haber discutido, le encantaba abrazarla cuando menos lo merecía, porque sabía que era cuando más lo necesitaba, le encantaba la forma en que ella le mordía la oreja para despertarlo los días que a él se le pegaban las sábanas, le encantaba cómo el Sol se posaba sobre su pelo, le encantaba que ella se pintase las uñas de azul, le encantaba que dejase la marca del pintalabios sobre su cuello. Tampoco sabían que ella amaba los ojos profundos del chico, y esa forma de comerle con la mirada, amaba cómo le mordía los labios a mitad de un beso, amaba la manera en que él le acariciaba el pelo cuando ella apoyaba la cabeza sobre sus piernas, le encantaba cómo sin hacer ruido se presentaba detrás de ella y la rodeaba con aquellos brazos que ella tanto deseaba, amaba cada discusión porque sabía que conllevaba una reconciliación,  hasta él se despertaba antes solo para verla dormir. Pero la gente que no ha querido de esa manera a otra persona, no lo podía entender. 
C12❤